11/10/2018 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Una apuesta por la sinergia entre científicos y emprendedores
Representantes del CONICET y otros organismos académicos y públicos se reunieron con los creadores de una empresa dedicada a bioimpresiones 3D
George Kassis - Eliseo Guzmán - Paola Ferrero
George Kassis, Eliseo Guzmán y Paola Ferrero. Fotos: CONICET.

En una acción orientada a establecer posibles líneas de trabajo conjunto en la búsqueda de avances en estudios científicos relacionados con la salud, el vicedirector del CONICET La Plata Martín Vila Petroff, en su carácter de director del Centro de Investigaciones Cardiovasculares “Dr. Horacio E. Cingolani” (CIC, CONICET-UNLP), y la investigadora adjunta del CONICET en el CIC Paola Ferrero, mantuvieron un encuentro con George Kassis y Eliseo Guzmán, creadores de la empresa Medical Design, pionera en la impresión tridimensional de material biológico.

La reunión tuvo lugar en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires, y participaron además el titular de ese organismo Jorge Elustondo; la vinculadora tecnológica del CONICET La Plata Marta Zubillaga; el presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA) Alberto Torres; y representantes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el municipio local.

Como se anticipó, el nexo entre la firma y el grupo de investigación del CIC se generó años atrás cuando sus diseños fueron utilizados en el proyecto de moscas fumadoras encabezado por Ferrero, que se basa en el estudio de la comúnmente denominada mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) como modelo para el abordaje de enfermedades cardiovasculares humanas a partir de las similitudes que el órgano de ese insecto tiene con el nuestro. Para ese trabajo, optimizaron los equipos del laboratorio platense y diseñaron uno específico para vaporizar a los ejemplares y que así incorporen el humo de cigarrillo a su organismo.

Ahora la atención está puesta en los nuevos posibles avances que la implementación de esta técnica puede propiciar en el área de investigación cardiovascular. Como se sabe, el potencial de las bioimpresoras 3D es inmenso y de singular importancia para el campo científico. Entre otras cosas, permitirían a futuro desde el diseño de réplicas de órganos y tejido humano, o tumores que emulen con exactitud a los reales y sean pasibles de utilizar en experimentos orientados a prevenir o revertir distintas enfermedades, hasta la simulación de cirugías o trasplantes que puedan eventualmente ponerse en práctica para optimizar esos procedimientos.

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
17/10/2018
La revista Ciencia e Investigación Reseñas reflejó las trayectorias de María Cristina Añón y Carlos Rapela  
12/10/2018
Recorrieron el predio ubicado en el Parque Pereyra Iraola y conversaron con su titular, Gustavo Romero
10/10/2018
Expertos del CONICET y representantes de una firma dedicada a la bioimpresión analizan posibles colaboraciones para la aplicación de esa técnica
08/10/2018
El organismo de ciencia local fue uno de los adherentes al concurso convocado por el municipio
08/10/2018
Expertos del CONICET mostraron sus trabajos en un evento en Plaza Islas Malvinas. Los proyectos apuntan a fibrosis quística, diabetes y cáncer