21/04/2015 | CICLO DE CHARLAS ABIERTAS A LA COMUNIDAD
“El arma más efectiva contra los piojos es el compromiso colectivo para su control”
Investigadores del CEPAVE disertarán sobre pediculosis, recetas y hábitos saludables para su prevención. Será el jueves en el CONICET La Plata
Marcela Lareschi y Sandra González
Marcela Lareschi y Sandra González. Foto: CONICET.

Convive con el humano desde tiempos prehistóricos. En rigor de verdad debe decirse que vive en el humano y de él se alimenta. Es un pequeño parásito que chupa la sangre de las personas y se aloja en sus cabezas, preferentemente en la de los niños. Su denominación científica es Pediculus humanus capitis, aunque su nombre vulgar es el más conocido: piojo.

Un grupo de investigadores del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE, CONICET – UNLP) brindará una charla sobre los mitos y verdades referidas a este pequeño insecto, su forma de vida, alimentación y vías de contagio. Además, explicará qué es la pediculosis, cuáles son sus signos y síntomas, y describirá las recetas naturales y costumbres saludables más eficaces para su prevención y control. Será en el marco del Ciclo de Charlas Abiertas a la Comunidad 2015 que organiza el CONICET La Plata y se llevará a cabo el jueves 23 de abril a las 16 en la sede del organismo, ubicada en 8 Nro. 1467, entre 62 y 63.

“Lo primero que hay que dejar en claro es que tener piojos no está relacionado con la falta de higiene”, dice Marcela Lareschi, investigadora del CONICET en el CEPAVE, y agrega: “Históricamente, a los chicos infectados se los segregaba socialmente, eran señalados como los piojosos, asociando pediculosis con suciedad. En realidad, tiene más que ver con la susceptibilidad de las personas, hospedadoras de estos parásitos, en base a cuestiones hormonales o enzimáticas, como ocurre por ejemplo con las pulgas y los perros, que prefieren alojarse más en uno que en otro”.

Según Sandra González, profesional de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA), “las nenas presentan una mayor susceptibilidad, en relación a ciertos hábitos como el uso del pelo largo, o suelto, jugar a peinarse, hacerse trenzas, prestarse gorros o colitas para atarse el cabello, y eso facilita el contagio”.

Las investigadoras coinciden en señalar la importancia de los controles periódicos por parte de los padres para una detección temprana que permita actuar rápidamente: “Si bien hay sustancias naturales que pueden aplicarse y vuelven más ácido el pelo y el cuero cabelludo, y por lo tanto menos atractivo para el piojo, no son cien por ciento efectivas”, puntualiza González.

En esa línea, Lareschi resalta que “la cuestión central es combatirlo y la mejor manera es detectar tempranamente su presencia y evitar el contagio. El piojo es un insecto que no salta, no vuela, pasa de una cabeza a otra por contacto directo o mediante vías de transmisión como compartir peines, fundas de almohadas, sábanas, gorros, bufandas, entre otras cosas. Por eso es importante que los padres revisen a los chicos todos los días”.

“Si bien el hombre es su hospedador durante su ciclo de vida, los piojos pueden vivir hasta dos días en un peine, un peluche, una toalla, donde siguen siendo una amenaza de contagio”, afirma.

Es por eso que las expertas aconsejan lavar la ropa de cama en forma frecuente, lavar con agua caliente los peines y otros elementos de uso común y, fundamentalmente, revisar a los chicos todos los días.

“Por el ritmo de vida de los padres es difícil que dispongan todos los días de un rato para controlar la cabeza de sus hijos, pero sería muy bueno que puedan al menos revisarlos dos o tres veces por semana y que las escuelas establezcan un cronograma para que todos los papás lo hagan en conjunto y así evitar que se propague la pediculosis entre los compañeritos. El arma más efectiva contra los piojos es el compromiso colectivo para su control”, cierra Lareschi.

Entre otros temas, los investigadores explicarán también de qué manera repercute la pediculosis en la conducta de los niños y los problemas secundarios que ocasiona. Además, mostrarán al público ejemplares de piojos mediante algunos materiales de laboratorio de los que se valen para el desarrollo de sus investigaciones.

Cabe destacar que el grupo de expertos que brindará la charla en el CONICET La Plata se completa con Juliana Sánchez, Gastón Cavallo y la directora del CEPAVE, Alda González.

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
24/09/2018
El INIFTA depende del CONICET y la UNLP. Nació en 1948 para fomentar un campo de estudio poco desarrollado hasta entonces: la fisicoquímica
20/09/2018
Fue durante las II Jornadas Argentinas de Aracnología organizadas por científicos del CONICET. El desarrollo ya cuenta con una patente en trámite
19/09/2018
Reeditaron en Uruguay el libro de un investigador del CONICET sobre aquellos mamíferos, su vida y extinción. Puede descargarse gratuitamente
12/09/2018
El próximo sábado en el marco del Día Mundial de la Limpieza trabajarán en el saneamiento del arroyo Pérez, que atraviesa el barrio platense El Retiro
10/09/2018
Se trata de un cuerpo conformado por el CONICET La Plata, la UNLP, la CICPBA y la cartera de ciencia bonaerense